Tratamientos faciales: importancia de un diagnóstico previo

Las claves para elegir el tratamiento facial más adecuado se consigue haciendo hincapié en la importancia de realizar un diagnóstico facial previo que aporte información sobre el tipo de piel de la clienta, para así poder aplicar el tratamiento más adecuado que se adapte a sus necesidades.

Tipos de pieles y cuidados

Piel normal

Es una piel que se encuentra equilibrada al no ser ni demasiado grasa ni demasiado seca. Tiene poros finos, buena circulación sanguínea, textura aterciopelada suave y lisa, ausencia de impurezas, y no es sensible ni se irrita fácilmente.

Los mejores tratamientos faciales en MadridLa piel normal es común en los niños y antes de la adolescencia, pero los cambios hormonales la afectan mucho y provocan cambios en la piel.

Es importante que se le cuide con productos adecuados para evitar un desajuste que derive en exceso de grasa o en irritación, sobre todo porque con el paso de los años la piel normal dejará de tener la hidratación adecuada y perderá elasticidad como resultado del envejecimiento natural. Así pues, no está libre de necesitar cuidados, que deben comenzar desde temprana edad.

Piel mixta

En el caso del tipo de piel mixta se encuentran los dos tipos de piel y se manifiestan principalmente en el rostro.

Para identificar si tu piel pertenece a este tipo, hay que saber que en la piel mixta de la zona “T”(frente, barbilla y nariz) es grasa, se notan los poros agrandados y con algunas impurezas o rastros de acné mientras que las mejillas presentan una piel normal o con tendencia a seca.

Debido a estas características de la piel mixta, los productos para hidratarla y protegerla tienen que ser específicos para este tipo de piel. En el mercado se encuentran fácilmente identificados y brindan un balance adecuado para evitar resequedad e hiperproducción de sebo.

Factores que influyen en la salud de la  piel del rostroPiel grasa

Se caracteriza por una producción acrecentada de sebo. A ésta hiperproducción se le conoce como seborrea.

Para reconocer la piel grasa hay que revisar si los poros se ven agrandados, el rostro se ve constantemente brillante y la piel luce engrosada y pálida porque los vasos sanguíneos no son visibles.

Debido a estos factores este tipo de piel es propensa al acné, en ocasiones leve, pero también puede ser acné severo no solo en la cara sino en cuello, hombros espalda y pecho. En un círculo vicioso este proceso seborreico provoca que la piel se enrojezca y se inflame.

Por eso, hay que saber que una forma de evitar todos estos efectos de la piel grasa es prevenir la hiperproducción de sebo la cual por un lado se debe a la genética y desequilibrios hormonales, pero que se puede disminuir con una correcta alimentación, rutina adecuada de limpieza, y el uso de cosméticos adecuados al tipo de piel.

Piel seca

Este tipo de piel produce menos sebo que la piel normal y como consecuencia carece de los lípidos que retienen la humedad y que forman una capa protectora. En la piel seca existe un deterioro de esta función de la barrera. Por eso es que a diferencia de la piel grasa, en alguna etapa de nuestra vida todos sufriremos de piel seca en mayor o menor medida, pues una causa de la disminución del sebo es el envejecimiento del organismo.

Sin embargo, aun cuando es muy probable que todos lleguemos al momento de tener piel seca.

Se percibe tirante, frágil, áspera y tiene un color y aspecto apagado. La elasticidad es débil.

Tipos de pieles y cuidadosFactores que influyen en la salud de la  piel del rostro

La genética de una persona determina su tipo de piel (normal, seca, grasa o mixta) y afecta al estado general de la misma. Asimismo, el envejecimiento biológico de la piel no debe confundirse con el envejecimiento prematuro de la piel, que está causado por factores externos y sobre el cual puede influirse.

La piel es el órgano más grande del cuerpo y es susceptible de padecer distintas enfermedades o trastornos, como puede ser dermatitis, psoriasis y urticaria.

La disciplina que se encarga de prevenir y tratar las diversas patologías que afectan a la piel es la dermatología.

La contaminación es un factor que se suma al efecto de la radiación UVA, añade, y se puede hablar de la ‘fotocontaminación’. Según alerta, habrá más envejecimiento de la piel, más manchas y una mayor formación de arrugas, a más exposición a partículas pequeñas, a niveles de dióxido de nitrógeno, y a niveles altos de ozono.

El exceso de azúcar, grasas saturadas y harinas favorecen la aparición de acné, inflamaciones y arrugas. Es importante incluir en tu alimentación vitaminas, minerales y fibra.

Cuando las hormonas se desestabilizan, la piel envejece antes de tiempo y puede llegar a aparecer el acné, por eso es importante controlar las emociones y evitar el estrés. Además, la exposición continua al Sol sin la debida protección, provoca el envejecimiento prematuro de la piel, la dejan más sensible y deshidratada.

Diagnóstico del tipo de piel

En Slow Life House contamos con expertos en piel, que realizarán un cuestionario y utilizarán la última tecnología en diagnóstico de la piel, como lámpara de wood y escáner de análisis cutáneo digital.

Con el fin de identificar los tipos de pieles ya mencionados y las principales problemáticas, como puede ser, poros dilatados, piel apagada y sin brillo, pérdida de colágeno y flacidez, daños solares y manchas, excesiva secreción sebácea o acné.

Tratamientos adaptados a cada tipo de pielTratamientos adaptados a cada tipo de piel

Los mejores tratamientos faciales en Madrid

Somos conscientes que cada piel necesita ser tratada de una forma única y sobre todo personalizada.
Por es mismo realizamos un diagnóstico exhaustivo para evaluar sus necesidades y otorgarle un programa de tratamientos exclusivo para ti.

Nuestra filosofía Slow Life House se manifiesta en todos nuestros protocolos de actuación así como en dedicar el tiempo necesario a realizar un diagnóstico exhaustivo previo para conocer las necesidades reales que presenta la piel es una de nuestras bases.

Cada piel es única, de este modo, diseñar un plan de trabajo, interdisciplinario médico-estético, con diferentes sesiones, realizando los tratamientos personalizados, siguiendo su evolución y rutina domiciliaria, será la clave para conseguir los resultados esperados.

La importancia de un estudio previo de la piel nos permitirá realizar los tratamientos y aparatología a utilizar de forma personalizada, por lo tanto, ofrecerán los mejores resultados. Si deseas una valoración personalizada de la salud de tu piel, no dudes en ponerte en contacto con nosotros. Nuestro equipo de especialistas está listo para empezar tu trasnformación.

Deja un comentario